El tratamiento de la piel con el roller es una técnica innovadora de rejuvenecimiento facial mínimamente invasiva para el tratamiento de arrugas finas, cicatrices de acné, afinamiento de poros y disminución de la flacidez de la piel.  Se consigue una importante revitalización de la piel sin inyectables ni peelings. 

 

 

ESTIMULACIÓN CON ROLLER

 

La aplicación continuada del roller estimula la producción de colágeno y elastina en la piel, que son las proteinas encargados de la firmeza y elasticidad de la piel. Produce resultados similares al Láser fraccionado  y tatamientos IPL (Luz Pulsada Intensa) pero a un menor costo y mejor recuperación  de la piel.

 

El Roller es un rodillo con microagujas de 0,5 - 3 mm de longitud, que van produciendo micropunciones en la piel, ayudando a penetrar mejor los principios activos como vitaminas, aminoácidos, etc.., 3.000 veces más que si son aplicados superficialmente  (sin este tratamiento, sólo penetran un 0,3%). Además, por sí solo  el Roller (por estimulación mecánica) ayuda a la piel a fabricar su propio colágeno y elastina.

 

El tratamiento con Roller se realiza cada 15 días. Son 4 sesiones de entre 20 a 30 minutos, dependiendo del tipo de piel y tipo de problema que se quiera tratar.

 

Se desliza por la piel en múltiples pasadas, en distintas direcciones. No es doloroso y no precisa anestesia. Al final de la sesión la piel queda con un poco de eritema (rojez), pero esto desaparece en unas horas.

Después de cada sesión se debe usar  protección solar sobre 50 SPF hasta el final del tratamiento.

 

El resultado final es una piel firme y muy luminosa, con desparición de las arrugas más superficiales y mejoría visible en la zona de la ojera.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Clinica Lagüéns,Calle Miguel de Carvajal nº5, 41001, Sevilla Telf. 954 217 216